La verdad es que cuando la mayoría de gente ve un chelo, piensa en orquesta sinfónica, cuarteto de cuerda o música clásica. Pero es increíble lo que se puede hacer con un chelo, a nivel artístico es un instrumento que puede dar mucho juego.

Un poquito de historia.

Los precursores del violonchelo aparecieron en la primera mitad del siglo XVII en Italia y pertenecían a la familia de los violines. En el siglo XVII fueron luthiers italianos quienes fueron variando la forma y tamaño de los antiguos violonchelos. Pero no fue hasta el barroco cuando se comenzó a usar el violonchelo de forma mas asidua como bajo contínuo para las obras orquestales y en pequeñas agrupaciones (duos, trios y cuartetos).

A partir del 1800 vino el gran cambio y el chelo pasó a ser como es en la actualidad. Ya en el siglo XX se compone muchísimo repertorio para violonchelo y el instrumento empieza a ser interpretado también por mujeres.

Durante mucho tiempo, solo las mujeres de clase alta podían tener acceso a los instrumentos musicales, y no estaba bien visto por la sociedad la postura de sujeción del violonchelo, entre las piernas, considerándola poco aristocrática. Existe documentación de otro tipo de posturas adoptadas por algunas mujeres violonchelistas, sujetando el instrumento de lado. A esto se sumó los prejuicios que existían contra las mujeres instrumentistas.

Muchas cosas han cambiado desde entonces, hoy en día el chelo es un instrumento muy reconocido y de alto valor musical. Que se puede tocar a nivel de solista o acompañado.

Artistas contemporáneos del chelo

Con todo esto, nos hemos dado el gusto de buscar para vosotros algunos vídeos de artistas que tocan el chelo como Yoyo Ma o Ben Sollee, que son una maravilla. Tanto a nivel musical como conceptual y artístico.

 

Si quieres aprender a tocar y saber todo cosas increíbles que puedes hacer con un chelo, no dudes en contactar con nosotros o llamar al 964 269 567, tenemos disponibles las clases de violonchelo a cargo de Blanca Miralles.