Música y emociones – Taller gratuito

MÚSICA Y EMOCIONES

Taller gratuito dirigido a pianistas y violinistas alumnos de Mondorítmic.

 

El último taller de Música y emociones, realizado el pasado 13 de Junio, resultó una experiencia totalmente satisfactoria para todos. La música se ha convertido para los alumnos en un elemento más de transmisión de sentimientos, adentrándose también en el mundo de la creación e improvisación en grupo. Además de ello, han puesto en práctica la escucha activa para poder construir su propia opinión y su puesta en escena. ¿Y lo mejor de todo esto? Hemos disfrutado de la música como niños.

 

 

 

Las audiciones pueden ser caldo de cultivo para la ansiedad escénica. Pasar de tocar solos a hacerlo delante de un público desconocido es un salto muy grande pero necesario, pues la música nace para hacernos disfrutar tanto al intérprete como al oyente.

Desde el taller de piano se está organizando “Música y emociones” con duración de una hora y prevista mensualmente. Es una ocasión perfecta para que nos conozcamos a nosotros mismos como músicos, pero también como personas al aprender a gestionar nuestras emociones. Será un rato agradable en el que socializar y disfrutar haciendo música.

Marina Alonso

Imparte Marina Alonso Dolz

Músico por tradición familiar, hizo estudios elementales de violín, dejándolos a un lado para formarse en el piano en el Instituto Musical Salvador Giner.
Durante sus años de estudio ha realizado conciertos en el Ateneo Mercantil de Valencia (2010, 2011 y 2014), en diferentes conservatorios de la provincia de Castellón y Valencia. También ha recibido clases magistrales de profesores internacionales.

Talleres realizados

Taller 21 de Febrero

Este taller, preparado con muchas ganas, fue una experiencia increíble que todos los participantes quieren repetir. Gracias a la música conseguimos conocernos, perder vergüenza y conectar unos con otros al tocar y bailar juntos. Los alumnos sintieron en su propia piel lo divertido que es hacer música con más gente y lo poco que importa tener errores al tocar. Además, aprendimos a escuchar a los compañeros (que en seguida se convirtieron en amigos) con atención y respeto. ¡Nos vemos en la siguiente!