Hoy estrenamos nuestra sección de películas de culto para los aficionados a la música, con esta joyita… SHINE de Scott Hicks, que narra la historia del pianista australiano David Helfgott que pasó por varios brotes psicóticos y estuvo en algunos centros psiquiátricos, debido a una infancia de maltrato. El pianista es interpretado por Geoffrey Rush, ganador de un Óscar, dos Globos de Oro y tres premios BAFTA , entre otros.

En la película el genio nos deleita con varias piezas de mucho nivel, como la Rapsodia Húngara Nº2 de Franz Lintz o la Sinfonía Nº9 Op. 125 de Beethoven.

Esta pieza del cine musical de culto os dejará buen sabor de boca y os hará plantearos la posibilidad de ¡empezar a tocar el piano! Fuera bromas, es una película que hay que ver, sobretodo si te gusta la música.

Aquí tenemos una escena de la película en la que toca “El vuelo del moscardón” de Nikolai Rimsky-Korsakov, una pieza famosa por ser muy rápida y requerir un alto nivel de destreza en las manos.